Google+ Followers

lunes, 16 de febrero de 2015

EL RINCÓN DE TONI VITA: THE LAST SHIP

“EL ÚLTIMO BARCO”



El verano pasado la cadena TNT confirmó la 2ª temporada de “El último barco”, la serie bélica-apocalíptica que se estrenó en junio de 2014, dirigida por el genio de la acción Michael Bay (Bad Boy, Transformers) otro de mis ídolos, sobre todo por “ La roca”.
La serie, que en un principio era una propuesta de macroproducción típica del director de “Armageddon” y “La isla” para una película, está basada en la novela homónima de William Brinkley y sus creadores, Steven Kane (serie The closer) y Hank Steinberg (serie Sin rastro).

El formato de la serie es el “cortito y al pie”, 10 episodios para tener un éxito rápido o un fracaso poco doloroso y gastar lo menos posible dentro de los despilfarros obligados de Bay, y además no perder tiempo o el menor posible en otras cosas que no sean acciones y reacciones; como decía se ha confirmado la segunda temporada, y  las buenas audiencias de una serie que da lo que anuncia, un barco, un grupo de soldados y la búsqueda de una cura  a un virus, que está asolando el planeta con una pandemia de la leche.

Al frente del buque de guerra estadounidense Nathan James (USS Halsey en la realidad) que navega en prácticas por el ártico ajeno al desastre apocalíptico, está Eric Dane (Anatomía de Grey, Burlesque) como el capitán de navío Tom Chandler y su segundo, un secundario  habitual del cine militar, Adam Baldwin (Depredador 2, Independence day) en el papel de Mike Slattery; como invitada al crucero, se encuentra la guapísima viróloga Rachell Scott, interpretada por Rhona Miltra (Ali G, Dooms day) que supuestamente investiga la migración y alteraciones en pájaros, pero que realmente está buscando una cura al virus y utiliza el destructor como laboratorio secreto.

Como reparto interesante caben mencionar al británico Sam Spruell (K-19 The widowmaker, Blancanieves y la leyenda del cazador) el ayudante de la doctora Scott, y al australiano John Piper Ferguson (a las duras y a las maduras, La convicción).

Pese a reconocer que la serie es lo que es, y  no es ni un melodrama profundo, ni una de esas series que dejas de ver por la dificultad de seguir sus entresijos aburridos e innecesarios, tipo House of cards (una opinión por supuesto), sí rompe con las típicas comedias que no te hacen reír ni a tiros, que se suceden en casas llenas de tíos y tías, sin ningún sentido en los argumentos, o series de policías, médicos o abogados que ya estrenan por castigo y algunas que no llegan a estrenar, por suerte.


Como siempre que interviene Michael Bay, hay un gran despliegue de medios, también reales, buenos actores y además si esconden entre líneas, o no esconden en absoluto, el clásico recurso ochentero del cine yanqui, cuando todas las películas plasmaban que los americanos eran los buenos, pero además revive la legendaria rivalidad política entre los rusos y americanos, vamos que pasaban por allí y les vuelven a atizar de soslayo.


Por ello, para los que busquéis entretenimiento y por supuesto os guste el cine de acción y/o bélico, “The last ship” es muy recomendable, también porque 10 capítulos (13 en la 2ª T) se ven en una tarde y según tengo entendido hay cambios sustanciales en cuanto al desarrollo de la serie para la T-2.






FDO: Toni Vita

No hay comentarios:

Publicar un comentario